La decisión afecta a lxs 160 trabajadorxs de la planta cordobesa de Arcor, que tendrán vacaciones obligatorias hasta noviembre.

Héctor Morcillo, secretario general del Sindicato de la Alimentación, confirmó hoy que la empresa decidió adelantar las vacaciones del personal producto de la acumulación de stock ante la caída generalizada del consumo.

“Tomarse vacaciones en octubre, con un salario de poco poder adquisitivo, más que beneficio es una situación compleja” comentó Morcillo y aseguró que el sindicato está “monitoreando” el tema porque no está claro qué pasará en noviembre, cuando se vuelva a trabajar.

Desde la empresa esperan que un cambio de gobierno genere un shock económico que reactive el consumo y ayude a recuperar los niveles normales de producción.

12 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre acá