La Cámara de Diputados de la Nación, que no sesiona desde el 26 de junio, volverá esta semana al centro de la escena política. Los bloques opositores presentarán mañana un Proyecto de Ley unificado para declarar la emergencia alimentaria.

Motorizado por diputadas y diputados del Movimiento Evita, el Frente Para la Victoria, el Frente Renovador y Red por Argentina, el espacio opositor intenta por estas horas sumar la voluntad de Consenso Federal, el Frente de Izquierda y algunos otros bloques provinciales que le permitirían convocar a una sesión especial para el día jueves.

La iniciativa busca presionar al gobierno de Mauricio Macri a aprobar por decreto el pedido de las organizaciones sociales, y así evitar el costo político de boquear el proyecto en la cámara baja. Ocurre que, al tratarlo sin dictamen de comisión, la oposición necesitará una mayoría especial de dos tercios de los miembros presentes. Dado que el quorum está garantizado, Cambiemos se vería obligado a bajar al recinto y votar en contra para impedir el tratamiento de la ley.

El borrador del proyecto que circuló este domingo establece un aumento del 50% en el presupuesto a los comedores y merenderos populares hasta fin de año y una autorización, a la Jefatura de Gabinete de Ministros, para redireccionar partidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre acá