El secretario de la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires (FIPPB), Martín Leiras, denunció hoy que los molinos más grandes comenzaron a cobrar la harina “a precio dólar”, entregando facturas en pesos por con la leyenda de que el precio se actualizará según la cotización de la divisa estadounidense al momento de efectuarse el pago.

La “avivada” de los molinos, que según el comunicado emitido hoy por la entidad de panaderos es “ilegal”, impactaría aún más en el aumento del precio del pan. La bolsa de harina de 50 kilos, principal materia prima de las panaderías, pasó de 230 pesos en febrero de 2018 a 1.500 pesos en la actualidad, lo que representa un incremento del 552% en un año.

“No podemos permitir que se juegue de esta manera con un producto tan sensible como es el pan, que está en la mesa de todos los argentinos”, dijo Leiras en declaraciones a Radio La 900 y recordó que su federación reclama desde el 2017 que el gobierno nacional garantice un precio diferenciado para la comercialización del trigo de consumo local, a modo de protección del mercado que “no puede abonar valores dolarizados”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre acá