Dijo que el Presidente lo llamó por teléfono para quejarse por la falta de apoyo al proyecto de reperfilamiento de deuda, que no avanzaba en el Congreso. Aún no lo había presentado.

La situación roza el absurdo, sería un muy buen material de parodia política, pero según lo relatado por el candidato a presidente de Consenso Federal, se trata de otro hecho de la realidad que supera a la ficción.

Este domingo en Debo Decir, programa que conduce Luis Novaresio en América TV, Roberto Lavagna detalló el último diálogo que tuvo con Mauricio Macri por teléfono. El presidente lo llamó para mostrarse preocupado por la falta de apoyo al proyecto de refinanciación de la deuda, que no avanzaba en el Congreso.

“Le dije que iba a averiguar en qué estaba y al rato lo llamé, le dije <mirá, no hay ningún proyecto circulando>, nadie conocía el proyecto. Él quedó muy asombrado” aseguró Lavagna. “A la media hora tuvo una conversación con el Ministro de Economía y el proyecto empezó a circular”.

Lo relatado por Roberto Lavagna es preocupante, habla de un presidente ajeno al día a día de una de sus principales iniciativas políticas, que llega a llamar personalmente a un dirigente opositor sin siquiera estar al tanto del manejo que su propia fuerza política hizo del tema.

Ante la gravedad de lo que contaba el candidato presidencial, Novaresio le repreguntó si el presidente no sabía que el proyecto no estaba presentado: “No, porque es más fácil culpar a los otros. La queja de él era <no me ayudan a que avance> y el proyecto ni siquiera estaba” afirmó Lavagna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre acá