Bajo la lupa: cuestiones transaccionales clave en fusiones y adquisiciones tecnológicas en Argentina

Bajo la lupa: cuestiones transaccionales clave en fusiones y adquisiciones tecnológicas en Argentina

Todas las preguntas

Problemas transaccionales clave

i Estructuras de la empresa

Dado que el mercado de capitales argentino es muy reducido, las empresas de tecnología en Argentina generalmente se organizan como empresas privadas, bajo un tipo corporativo que otorga responsabilidad limitada a sus accionistas. Las principales formas societarias con esta responsabilidad disponibles en la legislación argentina son la sociedad anónima, la sociedad de responsabilidad limitada y la sociedad simplificada.

Las principales ventajas de la sociedad anónima y de la sociedad anónima simplificada radican en el método de transferencia del patrimonio, que se instrumenta mediante la inscripción en el registro de accionistas, mientras que la sociedad de responsabilidad limitada requiere la inscripción de la transferencia en el Registro Público de Comercio. Las corporaciones son el único tipo de empresas que pueden hacerse públicas.

Las corporaciones y sociedades de responsabilidad limitada tienen algunas restricciones adicionales. Por ejemplo, las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada requieren un mínimo de dos accionistas (las sociedades anónimas unipersonales están autorizadas pero requieren la designación de un auditor interno) y la mayoría de los directores deben residir en Argentina.

Desde su introducción en 2017, la sociedad anónima simplificada fue la principal alternativa para las empresas de nueva creación, ya que ofrece muchas ventajas con una carga burocrática reducida y menos restricciones que los otros tipos de sociedades (permitiendo accionistas únicos y requiriendo solo un director residente).

Sin embargo, durante 2020 muchas de las ventajas fueron restringidas por el gobierno, y el poder legislativo está considerando una enmienda a la ley que reducirá aún más la disponibilidad de este tipo corporativo.

Adicionalmente, si una empresa ya se expandió a otros países o está por iniciar su expansión, lo habitual es que se forme un holding constituido en el exterior de Argentina. La jurisdicción variará en función de la planificación societaria y fiscal de la empresa. Es habitual que las transacciones de fusiones y adquisiciones se realicen a nivel de la sociedad de cartera; si la sociedad de cartera no existe en ese momento, por lo general se forma como parte de la transacción.

Las sociedades extranjeras deben inscribirse en el Registro Público de Comercio para efectos de la participación accionaria de sociedades argentinas. Este registro demora alrededor de un mes y requiere la presentación de varios documentos de la empresa extranjera, incluida una identificación de los accionistas y beneficiarios económicos finales, así como evidencia de que la actividad principal de la empresa extranjera se realiza fuera de Argentina. Además, una vez registrada, la empresa extranjera debe cumplir con un régimen de información anual actualizando los accionistas y beneficiarios económicos finales con información de actividad.

ii Estructuras de acuerdos

Como la mayoría de las empresas de tecnología en Argentina son empresas privadas, las principales estructuras de acuerdos con respecto a las adquisiciones de tecnología implican la compra de acciones o la compra de activos.

Las compras de acciones brindan la ventaja para el adquirente de tener acceso a una empresa ya estructurada y en funcionamiento, solo requiriendo un registro de la transferencia del capital social. Por otro lado, se requiere una minuciosa debida diligencia para la identificación y análisis de los activos, pasivos y contingencias del objetivo. Desde el punto de vista del vendedor, este tipo de operaciones dan certeza sobre los impuestos aplicables a la venta.

READ  30ベストユーカリ:レビューと機能

La compra de un activo suele ser más compleja, ya que requiere la transferencia de diferentes tipos de activos, que tienen un tratamiento fiscal diferente, y cuya cesión puede requerir el consentimiento de terceros. Además, debido a la responsabilidad del sucesor, no se obtienen ventajas significativas desde un punto de vista estrictamente legal. Un procedimiento especial para la transferencia de empresas en curso permite limitar la responsabilidad de un sucesor con respecto a las deudas comerciales y los impuestos federales (si se realizan ciertas presentaciones), pero no con respecto a los reclamos laborales o los impuestos de seguridad social. Esta protección limitada, junto con el hecho de que este proceso es oneroso, generalmente lleva a que las partes opten por implementar una transferencia de activos sin seguirla.

iii Términos del acuerdo de adquisición

La contraprestación en las transacciones de fusiones y adquisiciones relacionadas con la tecnología puede involucrar tanto acciones como efectivo, generalmente dependiendo de la relación que los vendedores tendrán con el adquirente después del cierre. Por lo general, vemos que si los fundadores continúan trabajando en el objetivo, generalmente reciben una combinación de acciones y efectivo, mientras que los inversores del objetivo retiran el dinero. También es muy común que la consideración incluya un componente de ganancias para fundadores y ejecutivos.

Las representaciones y garantías generalmente las otorgan todos los vendedores, aunque en algunos casos se permite alguna diferencia en el alcance entre los fundadores y los inversores, y estos últimos brindan menos representaciones con respecto al negocio realizado por la empresa objetivo. En los negocios tecnológicos argentinos, se pone especial énfasis en las representaciones y garantías de cumplimiento fiscal, laboral, de propiedad intelectual (PI) y cambiaria.

Las condiciones habituales de cierre implican consolidar la propiedad de la PI en la empresa objetivo, así como resolver las irregularidades detectadas en el curso de la diligencia debida.

Limitaciones de indemnización, incluida la supervivencia limitada de representaciones y garantías, topes, de minimis y cestas, son habituales en las operaciones de M&A.

iv Financiamiento

No hay preferencia por un tipo de financiación de las transacciones. Los compradores financiarán una adquisición con deuda o capital según sus necesidades.

Como se señaló anteriormente, no es inusual que la contraprestación incluya capital de la empresa adquirente (es decir, no se necesita financiamiento para parte del precio).

v Impuestos y contabilidad

Como regla general, la venta de acciones de empresas privadas argentinas está sujeta al impuesto a las ganancias de capital que recae sobre el vendedor, independientemente de su condición (residente o no residente), y si la venta se produce directa o indirectamente (es decir, una venta de acciones en una sociedad de cartera extranjera). La tasa impositiva aplicable para un vendedor extranjero es del 15 por ciento sobre el valor neto de la venta o del 13,5 por ciento del precio total de venta, a elección del vendedor. Si un vendedor tiene su sede en una jurisdicción no cooperativa (o los fondos provienen de dicha jurisdicción), las tasas que se aplicarán serán del 35 por ciento del valor neto de la transacción o del 31,5 por ciento del precio bruto.

READ  Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en vivo: Lovelina gana el bronce, Neeraj Spear gana la final

Las ventas indirectas de participaciones de capital adquiridas después del 1 de enero de 2018 están sujetas al impuesto sobre ganancias de capital siempre que, en el momento de la venta o durante los 12 meses anteriores, al menos el 30 por ciento del valor de mercado de las acciones vendidas provenga de acciones, activos o derechos ubicados en Argentina; y las acciones que se venden representan al menos el 10 por ciento del capital social de la empresa extranjera. Las transferencias indirectas de acciones dentro de grupos económicos están exentas de este impuesto si se cumplen ciertas condiciones.

Los beneficiarios extranjeros (que no sean de jurisdicciones no cooperantes) están exentos del impuesto a las ganancias de capital por la venta de acciones listadas en bolsas de valores autorizadas por la Superintendencia de Valores de Argentina.

Argentina es parte de varios tratados de doble tributación, que generalmente establecen que una venta de acciones puede gravarse en el país en el que se constituye la empresa objetivo de acuerdo con sus normas internas. En algunos casos particulares se establece un límite del 15 por ciento, salvo que el residente del otro país tenga una participación directa del 25 por ciento en el capital de la sociedad que se vende, en cuyo caso el límite imponible suele ser del 10 por ciento.

Las normas tributarias argentinas prevén reorganizaciones corporativas libres de impuestos sujetas a ciertas condiciones.

Finalmente, Argentina cuenta con sus propios principios de contabilidad generalmente aceptados aprobados por la Federación de Profesionales de Ciencias Económicas. El uso de las Normas Internacionales de Información Financiera es obligatorio para determinadas empresas (entidades financieras, empresas públicas) y facultativo para el resto de tipos de entidades.

vi Cuestiones transfronterizas

La Constitución y las leyes argentinas otorgan los mismos derechos a los inversionistas locales y extranjeros, y la inversión extranjera generalmente no está sujeta a la aprobación previa de las autoridades. Argentina ha celebrado tratados bilaterales de protección de inversiones con varios países que prevén además la protección de inversiones extranjeras. Sin embargo, existen varios regímenes que regulan o limitan la propiedad extranjera de ciertos bienes, incluidas las tierras rústicas.3 y bienes inmuebles ubicados en zonas fronterizas.4

Desde la perspectiva de la tecnología de M&A, las limitaciones más relevantes son las establecidas en la Ley de Bienes Culturales y en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

La Ley de Bienes Culturales (CAA)5 impide que los extranjeros, las empresas extranjeras y las empresas locales controladas directa o indirectamente por ciudadanos extranjeros posean más del 30 por ciento del capital social y los votos de las empresas de radiodifusión (es decir, periódicos, revistas, estaciones de radio, proveedores de servicios de internet, televisión, digitales y audiovisuales). productores de contenido), mientras que el 70 por ciento restante debe ser propiedad de entidades argentinas (es decir, ciudadanos argentinos o empresas extranjeras o locales controladas por ciudadanos argentinos). Este límite no se aplica a países donde un tratado bilateral de inversión respectivo tenga exclusiones para este tipo de activos (como el tratado entre Argentina y Estados Unidos).

READ  30ベストスマイルコンタクト:レビューと機能

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (ACSA)6 impide que las empresas propietarias de licencias de transmisión audiovisual tengan relaciones corporativas con empresas de radiodifusión extranjeras y que sean subsidiarias o afiliadas de empresas extranjeras. En este caso, la Ley no proporciona la definición de subsidiaria o afiliada. La ACSA reproduce la limitación prevista en la CAA en cuanto a la propiedad de acciones en empresas locales de radiodifusión.

Las consecuencias fiscales negativas se regulan en el caso de entidades extranjeras ubicadas en jurisdicciones consideradas de baja o nula tributación (L/NT) y en jurisdicciones no cooperativas (NCJ). Las jurisdicciones L/NT son aquellos países, dominios, jurisdicciones, territorios, estados asociados o regímenes fiscales especiales que establecen una tributación máxima de la renta empresarial inferior al 15 por ciento. Las CNJ son aquellos países o jurisdicciones que no cuentan con un convenio de intercambio de información tributaria o un convenio para evitar la doble tributación internacional con una cláusula amplia de intercambio de información vigente con Argentina, y están listados por la autoridad reguladora.

Entre otras consecuencias, las siguientes son relevantes para las operaciones de M&A:

  1. la recepción de fondos provenientes de jurisdicciones L/NT se presume como un aumento patrimonial injustificado del receptor local que sería considerado en su totalidad como ingreso neto del residente argentino y sujeto a impuestos (aunque esto puede probarse de otra manera); y
  2. la tasa impositiva para la venta de acciones cuando el accionista tiene su sede en una CNJ se incrementa al 35 por ciento.

Finalmente, desde 2019 se restableció el control de cambios en Argentina, lo que puede ser relevante para:

  1. una transacción en sí misma (ya que los residentes argentinos probablemente querrán que se les pague en el extranjero desde Argentina);
  2. el tipo de transacción (la venta de ciertos activos actualmente obliga al vendedor a convertir el precio de contado a pesos argentinos);
  3. la debida diligencia (ya que las infracciones a las normas pueden dar lugar a procesos penales que involucren a la empresa y sus directores); y
  4. la realización de negocios después del cierre (por ejemplo, el pago de dividendos y servicios entre empresas a residentes extranjeros actualmente no puede realizarse a través del mercado cambiario; la contraprestación recibida por la empresa local por la prestación de servicios a no residentes debe convertirse actualmente en moneda argentina). pesos al tipo de cambio oficial).

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

ELREBUSQUE.COM.ARは、サイトに手段を提供するように設計されたアフィリエイト広告プログラムであるAMAZONSERVICESLLCのアソシエイトプログラムに参加しています。 AMAZON.ITで、およびそれに関連して広告料金を獲得する。 AMAZON、AMAZON LOGO、AMAZONSUPPLY、およびAMAZONSUPPLY LOGOは、AMAZON.IT、INC。の商標です。またはその関連会社。アマゾンのアソシエイトとして、私たちは適格な購入に関するアフィリエイトコミッションを獲得します。アマゾン、サイト料金の支払いを手伝ってくれてありがとう!すべての商品画像はAMAZON.ITとその販売者の所有物です。
El Rebusque