Buenos Aires Times | La ganadería busca un horizonte más estable

Buenos Aires Times |  La ganadería busca un horizonte más estable

En la era de la crisis climática y la región emergente de los mercados internacionales, en busca de alimentos sustentables garantizados y verificables, la ganadería argentina busca mejorar su productividad y niveles de diagnóstico como una forma de reducir su impacto ambiental.

El Departamento Nacional de Ganadería contribuye con el 20,7 por ciento de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de Argentina, principalmente causadas por las emisiones de la fermentación intestinal del ganado, que se digiere en las vacas, de las cuales se excreta el subproducto del metano. Las emisiones de la ganadería son 54 por ciento próximas al sector energético.

Los expertos en tecnología y los analistas de mercado coinciden en que hay margen de mejora en el sector ganadero.

Para ello, exigen una revisión de los métodos utilizados para calcular las emisiones de Argentina y la cantidad de carbono capturado en pastizales y pastizales, con base en la mayor parte de la producción ganadera del país, que debe calcularse a favor de este sector.

Sin embargo, las organizaciones ambientales lo han cuestionado. Se refiere a la cría de animales. Como causa de deforestación en las provincias del norte del país, especialmente desde 2010. Greenpeace dijo que la medida aún tiene un largo camino por recorrer antes de que pueda ser clasificada como sostenible.

Los bosques y los humedales son importantes depósitos de dióxido de carbono, uno de los principales gases que provocan el calentamiento global. A nivel mundial, se estima Aproximadamente 20 Porcentaje de emisiones globales generadas por deforestación.

Ganado en Argentina

Hay alrededor de 52 millones de cabezas de ganado en Argentina Información Instituto de la Promosion de la Carne Vaguna de Argentina (IPCVA). Según un informe reciente, existen alrededor de 130.800 explotaciones dedicadas a la producción ganadera Encuesta Agrícola Nacional.

Reporte Carne argentina, carne estándar Más de la mitad de los rebaños liberados este año por el IPCVA se concentran en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, la principal región agrícola de Argentina. Las tierras de pastoreo de esta región representan más del 50% de la producción de carne del país.

Argentina hizo algunos 3,17 millones de toneladas de carne Para 2020, se exportaron 900,700 toneladas, 75 por ciento a China. Este año, en los primeros tres meses, cinco meses antes Restricciones y restricciones a las exportaciones – China es el principal destino con 109.000 toneladas, seguido de Israel con 11.000 toneladas y Chile con 8.300 toneladas.

Adrian Fifarti es ingeniero agrícola y dirige el Departamento de Interior de IPCVA. En su opinión, existen mercados de exportación “maduros”, es decir, el mercado europeo o parte del mercado estadounidense, donde la demanda de determinadas normas se está “fortaleciendo cada vez más”.

READ  30ベストアイテープ 二重:レビューと機能

Sin embargo, a nivel del mercado interno argentino, que consume el 70 por ciento de la carne producida, este perfil de consumidor aún no se concreta. “Algunos mercados internacionales exigen estándares ambientales, pero por ahora los compradores argentinos no están escuchando”, dijo Pablo Preliasco, director del programa de ganadería sustentable de Argentina, Funda Vita Sylvestre, la Fundación Argentina para la Vida Silvestre.

En China, el fortalecimiento de las tendencias de consumo sostenible es impulsado por la generación más joven, que se preocupa tanto por la detectabilidad como por los estándares de seguridad alimentaria. Solo 20 a 29 años Muestra mucho interés En el cual.

Según Fernando Villalla, director del programa de agroindustria y alimentación de la Universidad de Buenos Aires (UBA), aunque el porcentaje general de población china que busca carne de alta calidad es aún pequeño, la aparición de consumidores jóvenes de alta demanda podría cambiar la situación. . .

“Esto debe ser abordado en nuestras exportaciones de ganado, que deben avanzar hacia programas de certificación y diagnóstico de estos productos”, agregó Villalla. “La ganadería debe desarrollar una marca nacional asociada a una producción de bajo impacto ambiental”.

Deforestación y malas prácticas

Grupos ambientalistas señalan a la ganadería como el principal impulsor de la “nueva” deforestación en Argentina, concentrada en las cuatro provincias del norte de Formosa, Salta, Santiago del Estro y Sago.

Hern ான் n Giardini, coordinador de la campaña forestal de Greenpeace, explicó: “Hoy en día, el ganado es una de las principales causas de deforestación en el país, y desde 2010 el ganado ha destruido más tierra que la soja. En cuanto a las demandas presentadas para la deforestación en Gran Sacco, hay más ganadería que agricultura.

Greenpeace señaló otros problemas ambientales. Argumentan que la alimentación animal para estos enfoques está relacionada con otras prácticas insostenibles, como sellar cultivos y animales transgénicos y contaminar el agua y el suelo.

“La ganadería, en la mayoría de los casos, no es sostenible en Argentina. Es una mentira que no destruye los bosques”, dijo Giordini.

Greenpeace 2020 Informe anual sobre deforestación en el norte de Argentina Señala que durante la última década la práctica ha sido “una fuente importante de emisiones de carbono en el norte de Argentina”. El documento señala que en 2019 se destruyeron alrededor de 80,938 hectáreas de tierra. Para el año 2020, cuando estalló la epidemia, el área había crecido a 114,716 hectáreas, equivalente a más de 20 millones de toneladas de emisiones de CO2.

Sin embargo, los visitantes pueden estar entusiasmados con los anuncios hechos en la Cumbre del Clima COP26 de la ONU en Glasgow. Declaración de los líderes de Glasgow sobre los bosques y el uso de la tierra – Firmado por Argentina – Promete detener y reforestar la deforestación para 2030. En otros lugares, ocho instituciones financieras financiaron US $ 3 mil millones en deforestación en América del Sur. Financiamiento innovador para Amazon, Cerrado y Chaco (IFACC) Intento.

READ  Ex estatua de Celeste Lugano dice que Uruguay habría ganado dos Mundiales con Messi

La emisión es un problema importante

¿Está la ganadería argentina preparada para cumplir con los nuevos estándares del mercado de exportación? Según FIFARTY de IPCVA, la respuesta es positiva.

“Nuestro sistema de césped natural tiene un enorme potencial para almacenar carbono, que, cuando se mide correctamente, ahorra más de lo que emite”, dice Fifaree. “Esta es una lucha por el significado y la comunicación que el Departamento Nacional de Veterinaria debe luchar con apoyo científico”.

Para el sector ganadero argentino, el principal argumento para cuestionar el alcance de sus emisiones se basa en el hecho de que se produce en pastos naturales, no en tierras degradadas y deforestadas. Según un experto de IPCVA, las tierras de pastoreo de Argentina almacenan la misma cantidad de carbono que sus emisiones de carbono en 74 años.

El carbono se acumula en el suelo como materia orgánica y permanece allí durante cientos de años. Las tierras de pastoreo contribuyen en gran medida a esto a través de las numerosas raíces que producen. De esta manera, pueden eliminar el carbono de la atmósfera al desplegarlo en el suelo y ayudar a mitigar el calentamiento global.

“Calcular el secuestro de carbono del sector es importante no solo por sus emisiones, sino también para cambiar la imagen de la ganadería y pasar a un balance positivo. Hay una guerra científica que el sector debe librar”, dijo Fifarretti.

Los países en desarrollo deben enviar sus emisiones de gases de efecto invernadero a la ONU cada dos años, según los métodos recomendados por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

Existe un consenso general en el mundo científico sobre estos métodos. Sin embargo, todavía se está debatiendo la mejor manera de estimar el secuestro de carbono por los bosques y pastizales. Precisamente esta diferencia abre el debate desde el ámbito veterinario.

En un estudio publicado en 2019, un equipo de investigadores argentinos encontró que la capacidad de clasificación de carbono de las tierras de pastoreo estaba subestimada en el inventario. Produce excedente de carbono – es decir, las emisiones producidas por animales y productos agrícolas se compensarán con la cantidad de tierras de pastoreo que agotan el carbono.

Miguel Dabota, uno de los autores del estudio, sostiene que los pastizales almacenan carbono a una profundidad de más de 30 centímetros, según lo aprobado por el IPCC. El organismo de las raíces de las plantas de césped contiene carbono, que no es considerado por el IPCC.

READ  Argentina reabre parcialmente a medida que se acerca a más de 5 millones de casos del Gobierno del 19

“Este es un debate técnico o académico que, lamentablemente, se ha convertido, para algunos, en una polémica política. Es válido discutirlo”, agregó Taboda.

Según Víctor Tonelli, analista y consultor del mercado ganadero, existe una brecha entre la percepción del consumidor europeo y la realidad del sistema argentino, en la que dice: “El animal pasa el 85 por ciento de su vida con el consumo externo promedio Se recomienda que la alimentación de las vacas tenga una menor huella de carbono que los cereales. Competido.

Para abogados como Donnelly, el tema del pastoreo y las emisiones es “una falta de trabajo científico publicado en revistas internacionales, una falta de conciencia en las agencias gubernamentales y una falta de mejor comunicación”. Agregó que esta fue también una razón para la creación Mesa Redonda Argentina sobre Carnes Estándar Hace cuatro años.

Cambio y detectabilidad

Según Prilyasco de la Fundación Vida Silvestre, no se requieren grandes inversiones por parte de los productores para completar el camino hacia una producción más sustentable. “La mayor parte de la producción ganadera, excepto algunos casos que trabajan en la deforestación o deslizamientos de tierra importantes [in Argentina] Ya es estable y el mayor volumen de producción de carne ya se puede llamar fácilmente libre de deforestación ”, dijo el experto.

En cuanto a la detección, aunque Donelli “siempre tiene margen de mejora”, Argentina tiene una estructura sólida. “Es un buen sistema, pero debe digitalizarse para minimizar los errores, ser más rápido y obtener códigos QR en los paquetes para el consumidor”.

Además, IPCVA reconoce que todavía hay mucho margen de mejora en términos de emisiones por kilogramo por animal y por hectárea. “Si la tecnología mejora, las emisiones por unidad de producto se reducirán, pero aún es necesario llenar un vacío técnico”, dijo Fiferretti, y agregó que esto no requeriría grandes inversiones. Lo que se necesita más que este insumo es mejorar la gestión de los sistemas de pastoreo.

Según Preliasko, la máxima prioridad es detener la deforestación y cambiar los ecosistemas y centrarse en las cifras de participación: “En Argentina, no hemos aumentado la presencia de ganado durante décadas. Puede ser una política a largo plazo mantener los niveles actuales sin aumentar las emisiones.

* Publicado nuevamente con permiso de Diálogo Chino. Aprende más https://dialogochino.net

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

El Rebusque