Euro 2020: Steve Clarke falta en el autobús para Argentina ’78 y espera que Escocia tenga sentido para futuros partidos

Euro 2020: Steve Clarke falta en el autobús para Argentina ’78 y espera que Escocia tenga sentido para futuros partidos
El delantero Joe Jordan anotó el primer gol de Escocia en la Copa del Mundo de 1978 contra Perú, pero el partido no fue una experiencia feliz para los escoceses, que recibieron un pase en Hampton.
El delantero Joe Jordan anotó el primer gol de Escocia en la Copa del Mundo de 1978 contra Perú, pero el partido no fue una experiencia feliz para los escoceses, que recibieron un pase en Hampton.

Clark es un casi anti-Ali McLeod que animó a la nación a creer en él antes del mal viaje a Argentina, donde Dios lo bendeciría. El entrenador actual no es muy franco, pero no se puede decir que Clarke quiera restar importancia a la importancia de los próximos días mientras el equipo escocés de fútbol masculino se prepara para la semana más importante de este siglo.

“Quiero que se den cuenta de lo grande que es”, dijo. “Quiero que tengan hambre de estar con el próximo y después de eso. Uno después de eso. Merecimos una buena racha para los próximos partidos en los 90. Eso es en lo que el pívot juvenil quiere pensar, es semi-decente, así que hagámoslo de nuevo.

Inscribirse A nuestro boletín de fútbol

Inscribirse A nuestro boletín de fútbol

“Saquen a los porteros de esto, pueden ser un poco mayores de todos modos, el equipo que tengo ahora, no mucho más de 30. Todavía hay dos partidos a los 30. Este es un equipo que me entusiasma mucho. Creo que es un equipo que nos puede llevar a algunos partidos en el futuro “.

Steve Clark, director de Escocia en Rocklift Park (Foto de Craig Williamson / SNS Group)

Cuando se le preguntó antes de la primera gran final de Escocia hace 23 años sobre su primer partido favorito, Clarke se refirió a 1978, y al breve tiempo que estuvo embriagado por las oportunidades de la selección nacional de fútbol. “No pude ir a Hampton para bajarme del autobús”, recordó Clark. Hablando en sentido figurado, Italia también perdió el autobús durante los años 90; fue eliminado del equipo final después de ser agregado a la lista original del manager Andy Roxburgh.

No hay una despedida tan organizada para el equipo actual en Hampton; en la actualidad, no está permitido. Si bien nadie, al menos no todos los entrenadores, predice que Escocia ganará el torneo, existe una creciente sensación de que este equipo al menos se clasificará de la fase de grupos por primera vez en un torneo importante. Clark desconfía mucho de lo que eso significa para la nación.

“Creo que somos muy conscientes del poder del fútbol en el país”, dijo. “En noviembre pasado, el final del túnel resultó estar en medio de la peor parte del bloqueo, sin luz realmente visible.

“Entonces, sabemos lo que puede hacer el fútbol, ​​queremos aportar nuestro granito de arena si podemos. Pero es fútbol y nunca se sabe lo que va a pasar. Las cosas pueden cambiar si tomas una mala decisión de árbitro o si rompes mal el balón.

“Estaremos entusiasmados con esto, pero intentemos un poco de presión de los chicos para que puedan ir y animarse y ver dónde terminamos”.

Clark espera evocar un sentido de esperanza mientras se prepara para jugar frente a un público de Hampton por primera vez desde finales de 2019. Más de 12.000 personas asistirán mañana cuando Escocia abra su mesa del Grupo D contra la República Checa.

“Es un cumplido para mi personal y mis jugadores que tengamos esa confianza en la selección nacional”, dijo. “La fuerza del equipo es buena cuando el nivel de azúcar sube a 26 y tuvimos la oportunidad de poner a tres jóvenes en la mentalidad de que son buenos y pueden ser parte del futuro.

“Lograron que Lyndon (Dykes) se uniera a nosotros y Che Adams se uniera a nosotros. De repente, el equipo creció y se fortaleció”.

Aunque ahora tiene opciones adicionales, Clarke quiere que sus jugadores recuerden el sentimiento de esa noche contra la República Checa, junto con jóvenes como Adams y Billy Gilmore y Nathan Patterson que no participaron cuando Escocia se clasificó para Belgrado.

Describe esa actuación cuando Escocia jugó bajo su mando. “Mostramos dos caras en Serbia”, dijo. “Nuestra calidad es lo primero. Luego, cuando tuvimos la patada en los huesos en el último minuto, mostramos nuestra determinación y determinación para conseguir tiempo extra.

“Para hacerlo bien y que valga la pena. Es una gran cosa para mí acerca de la evolución, cuando tuvieron que hacer ese juego en Belgrado, lo lograron”.

También saben que jugaron por última vez en la República Checa, en ese partido previo al viaje a Serbia. El ataque de Ryan Fraser en Hampton esa noche marcó la diferencia, completando el doble que el sexo escocés. Hace un mes se registró una victoria ligeramente menor contra el equipo de la República Checa tras la erupción de un gobierno.

Los espectadores tendrán una opinión muy diferente mañana, y el delantero del Bayer Leverkusen Patrick Schick participará en ambos partidos. “Tienen un gran equipo fuerte y atlético”, dijo Clark. “Es bueno avanzar, se arriesgan mucho y ponen muchos cuerpos en el campo.

Pregunte si son un buen equipo. Realmente me veo así.

“Pueden estar en un lugar un poco más alto que su desempeño, pero son un equipo que progresa juntos.

“Cuando la gente mira al grupo, habla de la República Checa como un eslabón débil, pero me dice que Helva es un grupo fuerte porque Inglaterra y Croacia también son buenos equipos”, dijo. “Simplemente llegó a nuestro conocimiento entonces. Sé que la gente dice que tenemos buenas posibilidades de salir del grupo, pero tenemos que ser buenos. “

Un mensaje del autor:Gracias por leer este artículo. Contamos con su apoyo más que nunca porque el cambio en los hábitos de los consumidores provocado por el virus Corona afectará a nuestros anunciantes. https://www.scotsman.com/subscription

READ  Philip Harkovic quiere que Anthony Joshua pelee

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

El Rebusque