El Rebusque

Manténgase al tanto de los últimos desarrollos de Argentina sobre el terreno con noticias basadas en hechos de El Rebusque, videos exclusivos, fotos y mapas actualizados.

‘Los hospitales están superpoblados’ mientras los casos del gobierno argentino-19 alcanzan los 3 millones

BUENOS AIRES (Reuters) – Argentina se ha visto afectada por 3 millones de casos del virus corona desde el brote del domingo, y los trabajadores médicos dicen que los hospitales tienen el potencial de desafiar la represión del gobierno contra la propagación de la enfermedad.

El Ministerio de Salud del país dijo que se habían reportado 11.394 nuevos casos en las últimas 24 horas.

El gobierno del presidente Alberto Fernández lanzó esta semana una nueva ronda de estrictas restricciones a medida que la segunda ola de infecciones azotaba el país, llenando las unidades de cuidados intensivos y estableciendo nuevos registros diarios de casos y muertes.

Pero el personal médico dijo que todavía no era suficiente.

Louisiana Bertie, una asistente quirúrgica de 41 años, dijo: “La gente debe estar un poco más alerta y saber que los hospitales están abarrotados y los trabajadores de la salud están exhaustos.

El productor de cereales de América del Sur, que ha sobrevivido a tres recesiones consecutivas provocadas por la epidemia, está sopesando la necesidad de prevenir la propagación del virus y preservar una débil recuperación económica.

Marcela Sid, propietaria de un negocio en las afueras de Buenos Aires, dijo que los argentinos están cada vez más “atrapados en una situación” que, cuando sea necesario, no ayudará mucho a nadie que intente superar la epidemia.

El pediatra argentino Carlos Camborian dijo que la suspensión de la vacuna aceleraría la campaña. De lo contrario, advirtió, los hospitales estarían abarrotados. Las camas de cuidados intensivos ocupan el 68,1% de la población nacional, según muestran los datos del gobierno.

READ  COVID-19 presiona airadamente elecciones parciales en Argentina

“Hoy en día, el sistema de salud todavía no apoya a un paciente”, dijo Camborian. “Ya está desbordado”.

“Si no hacemos lo que tenemos que hacer, podemos extender el seguimiento cada 15 días desde aquí por hasta dos años, que consiste en probar y vacunar, probar y vacunar”, dijo.

Informe de Miguel Lo Bianco; Escrito por Lucila Sigal y Adam Jordan; Compilación de Diane Kraft